2 de febrero de 2012

"Ellos, que codician hasta el polvo de la tierra"








Había una vez en el legendario y exótico oriente, un lejano y antiguo país que era tiránicamente gobernado por un cruel y autoritario Rey, quien aborrecía profundamente el arribo de malas noticias pues no toleraba incómodas y desagradables situaciones.

Cada vez que llegaba un mensajero desde tierras cercanas o remotas que portara malas nuevas, lo hacia ejecutar de inmediato. Evidentemente el confundía al mensajero con el mensaje. Sus súbditos llegaron a temerle tanto que decidieron de ahí en adelante ocultarle todo aquello que fueran malas noticias.

Ya nadie comentaba más los acontecimientos que ocurrían. Un día se supo que había cesado en su función como Rey y condenado a muerte a causa de su insoportable crueldad y demás desvaríos pero nadie se atrevió a comunicárselo. Todavía nadie sabe a ciencia cierta si llegó realmente a sorprenderse cuando su cabeza rodó en el patíbulo sin el correspondiente aviso previo.

Los mensajeros de la antigüedad y de todos los tiempos se hicieron merecedores de recibir privilegios, dinero y prestigio si eran portadores de buenas noticias y a ser condenados al terrible castigo de severas y descalificadoras criticas, implacables oprobios, dolorosos azotes y hasta llegar a perder la valiosa y única vida cuando traían noticias infortunadas a todos aquellos que no querían oír la verdad y a los mas poderosos que no les convenía que se difundan.

¿Pero, cuales son realmente hoy esas malas noticias que nunca no informan los grandes medios periodísticos empeñados tan solo en atiborrarnos de historietas vulgares e increíbles, situaciones superfluas e intrascendentes y oscuras apologías de odios, intolerancia, violencias e injusticias?

Que la desigualdad mundial aumenta rápidamente y también crece la desigualdad entre "pobres" y "ricos" dentro de cada país. Que desde el año 1900 el ingreso medio en los países ricos con respecto a los pobres tenía una proporción de 1 a 4 y que hoy, en plena era de la globalización, la proporción es de 1 a 30.

Que no se logren salvar la vida de 9,2 millones de niños que cada año mueren por causas fácilmente evitables como el hambre y la desnutrición, el abandono y el maltrato infantil, la marginación y la pobreza, la carencia de prevención y tratamientos adecuados ante enfermedades prevenibles.

Que actualmente millones de personas están condenadas a subsistir con menos de un dólar por día, y que la mitad de la población mundial vive con apenas 2 dólares diarios.

Que se continúen fabricando arsenales atómicos para borrarnos del mapa. Que se este planificando el próximo genocidio nuclear que, al igual que Hiroshima y Nagasaki, amenaza reiterarse pero esta vez multiplicado en poder y destrucción.

Que se minimice parcialmente o se niegue totalmente la histórica realidad de la tremenda atrocidad de la Shoah, del genocidio más grave y emblemático de la historia humana producido hace tan solo sesenta y picos de años atrás.

Que no se haga ni siquiera lo posible para que "El hambre sea una sensación desagradable y dolorosa causada por la falta de alimentos". Un hambre que ya afecta a 1020 millones de personas, es decir el 15 % de la población mundial y con claras tendencia al crecimiento.

Que se ensanche la brecha entre ricos y pobres, que siga aumentando día a día esa injusticia y que permitan concientemente que más de 3.000 millones de personas carezcan de una vida digna a causa de la desigualdad, la discriminación y la pobreza.

Que existan aquellos que día a día trabajan incansablemente, con prisa y sin pausa, para sembrar el Terror como arma letal de dominación sobre esta desprevenida humanidad.

Que mientras el resto del planeta sigue girando con su injusta rutina habitual, millones y millones de dólares son destinados a la fabricación de sofisticados armamentos para la industria de la muerte, millones y millones de dólares van dirigidos en forma insulsa al consumo de productos suntuosos y extravagancias superfluas.
 
Que millones y millones de dólares se dilapiden impúdicamente en pornografía y prostitución, miles y millones de dólares se gastan en los monumentales circos deportivos donde solo le dan a la gente circo pero no pan es decir circo sin pan.

Que la persistencia de la pobreza y la desigualdad en el mundo de hoy no se pueda justificar mientras la brecha entre ricos y pobres sigue aumentando día a día.

Que hoy, más de 3.000 millones de personas carecen de una vida digna a causa de la pobreza y el hambre y el desarrollo sostenible en el planeta está seriamente amenazado porque una quinta parte de la población mundial consume irresponsablemente, con la sobreexplotación de los recursos naturales.

Que el crecimiento económico espectacular generado en los últimos años no ha contribuido a garantizar los derechos humanos ni a mejorar las condiciones de vida; al contrario, ha aumentado la desigualdad y la injusticia hasta niveles realmente escandalosos.

Que nuestro planeta se está calentando. Que los últimos diez años han sido los más calurosos desde que se tienen registros y los científicos anuncian que en el futuro serán aún más calientes. Que la mayoría de los expertos están de acuerdo que los seres humanos ejercemos un impacto directo y negativo sobre este proceso de calentamiento, generalmente conocido como el "efecto invernadero".

Que en un mundo crecientemente superpoblado y bajo la presión de tantos problemas preexistentes, se producirán mayores posibilidades de hambruna y de otras catástrofes como los problemas alimentarios.

Que a mediados del presente siglo la población humana será de 11 mil millones de habitantes, entonces se la exprimirá más a la tierra para que produzca los alimentos suficientes mientras actualmente más del 50% del planeta ya ha sido cultivado, pastoreado o construido.

Que en la actualidad 1.100 millones de personas no tienen acceso al agua, en el año 2030 los sedientos sumarán 3.600 millones, mientras el 11% de los ricos seguirán despilfarrando el 88% de las reservas de agua dulce del planeta.

Que si ahora el éxodo humano es por razones laborales, en cuestión de pocos años será el de los refugiados climáticos. Entonces, no habrá ya ni primer, ni segundo mundo en donde refugiarse.

Que mientras todo esto suceda, más del 30% de las especies de vidas se habrán convertido irremediablemente en nostálgicos recuerdos fotográficos del pasado.

Que hemos llegado a un punto ecológico crítico, la tierra se esta muriendo, nuestra actual civilización la esta matando y nos estamos suicidando junto a ella, que si deseamos sobrevivir como especie humana no nos queda otro camino que recrear un nuevo paradigma global.

  Que la insaciable sociedad de consumo debe dejar de ser el leit motiv del hombre moderno y debe dar paso a una comunidad donde se consuma solo lo necesario para una vida digna.

Que la sobreexplotación comercial de la tierra se deberá transformar en una búsqueda racional de los recursos materiales necesarios.

Que las salvajes ansias de ganancias ilimitadas se deben trastocar por el fecundo trabajo en el marco de una sociedad solidaria.

  Que la inmoral pobreza, no se terminará ocultando a los pobres sino redistribuyendo la pornográfica acumulación de la riqueza.

Que la sobre utilización irracional y contaminante del petróleo debe ser reemplazada por la utilización de fuentes de energía solar, cólica, hídrica, combustibles ecológicos y por transportes públicos y no contaminantes.


 Que la utilización irresponsable y egoísta del agua debe ser racional y solidaria, en función de las necesidades de todos y no del derroche de unos pocos.


 Que se debe frenar  la explotación desmedida y despiadada de las selvas y bosques, reforestando las áreas depredadas con especies autóctonas que respete el ecosistema original.


 Que se debe terminar definitivamente con las destructivas guerras que además de ser en la mayoría de las veces injustas y genocidas, destruyen nuestro hábitat sin miramientos de ningún tipo.


Si lograríamos traer todas estas malas noticias al mundo, no solo molestarían a todos los necios que no las desean oír  sino que atronarían en los oídos de aquellos que detentan sus oscuros intereses.




A todos aquellos que


             …Venden al justo por plata,
            Y al necesitado por zapatos;
            Ellos, que codician hasta el polvo de la tierra
            Que se encuentra sobre las cabezas de los pobres,
            Y desvían el camino de los humildes.
       
  Amós 2:6-7; cf.5:11 


A todos aquellos que no les convengan su masiva difusión intentarían acallarlas de cualquier manera y a cualquier precio, sencillamente, tratando de matar al mensajero.




Dr. Guido Maisuls
Buenos Aires, Argentina.


"En una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario" George Orwell.


1 comentario:

Antonio Batalha dijo...

É bom encontrar postagens que se possa ler e meditar, é bom encontrar irmãos que se esforçam para se manterem íntegros, que se afastam do pecado, e o desmascaram. É bom encontrar irmãos que amam mais a Jesus do que a posição que ocupam. É bom encontrar irmãos que se alegram na verdade e falam dela como uma forma de vida, Isto alegra o coração de Deus, e traz verdadeira recompensa. A pessoas assim deixo um abraço em Cristo Jesus, e que a paz e a graça de Jesus sature o seu coração.