16 de enero de 2014

Arik, como un león al mediodía





…un hombre que se obstina a ser inmortal
y que ahora ha vuelto a su batalla,
a la violenta luz de la victoria,
hermoso como un león al mediodía.
De Jorge Luis Borges.

En los albores de nuestra Aliah a Israel, durante el año 2002, se había internalizado en mi la imagen de un Arik Sharon como modelo inspirador por su trayectoria como un gigantesco constructor del Israel actual y también cuando el confesaba desde sus fueros más íntimos: "Para mí, lo primero, es mi condición judía, esencial para mí ser israelí".

Tras la caída de Ehud Barak, Ariel Sharón fue electo Primer Ministro en el año 2001 y revalidando su mandato en las elecciones del año 2003, en la que participé por primera vez como ciudadano israelí en mi primera elección, votando por el como la mejor opción  para gobernar Israel. En ambas ocasiones, carecía de los votos necesarios para formar gobierno propio pero lográndolo más tarde en un gobierno de coalición nacional con el Laborismo.

En aquel entonces Ariel Sharón, tenía un muy buen plan sionista para llevar un millón de judíos a Israel pues podría atraer judíos de Argentina, unos 400 mil inmigrantes de las comunidades de los Estados Unidos, de 200 mil inmigrantes de la comunidad Judía de Francia, otros 200 mil Judíos nuevos inmigrantes de los países de la ex Unión Soviética y unos 200 mil judíos que provendrían del resto de los países del mundo.

En esa época Arik comenzó a tener grandes inquietudes sobre la problemática de la paz: "Los judíos tienen un país pequeño. Un país con muchos talentos. Sólo pedimos una cosa: vivir en paz. Tenemos el derecho y la capacidad para defendernos y nunca nos daremos por vencidos"

El Plan de retirada unilateral o de desconexión de Gaza y del norte de Samaria fue un plan propuesto a principios de 2004 por Arik y llevado a cabo durante la segunda quincena de agosto de 2005.  El plan eliminó toda presencia permanente israelí, civil (8000 habitantes) y militar de la Franja de Gaza y de la parte norte de Cisjordania o Samaria.

Operación acompañada de optimistas expectativas de un futuro pacifico y venturoso, tanto de Israel, como de occidente según lo describía un documento publicado el 15 de Abril del 2004 por la Oficina del Primer Ministro Ariel Sharon, en el que se citan las bases y ventajas de la puesta en marcha del plan de desconexión de Gaza.
1. El plan llevará a una mejor situación de seguridad, sobre todo a largo plazo.
2. La reubicación de los poblados judíos de la Franja de Gaza y el norte de Samaria reducirá la fricción con la población palestina con un potencial que llevará a una mejora de la economía palestina y sus condiciones de vida.
3. La esperanza de que los palestinos tomarán ventaja de esta oportunidad creada por la desconexión para romper con el ciclo de violencia y volver al proceso del diálogo.
4. El proceso de desconexión servirá para echar por tierra reclamos de la responsabilidad de Israel para con los palestinos de la Franja de Gaza.
5. Cuando haya evidencia de que el lado palestino tiene voluntad y capacidad de implementar en práctica la lucha contra el terrorismo y reestructurar las instituciones como lo indica la Hoja de Ruta, será posible regresar a la mesa de negociaciones y el diálogo.
Fuente: IMRA.

Lo que vino después es Historia,  estoy convencido que aquí Arik, como buen ser humano, se equivocó pues la realidad de hoy nos muestra un panorama francamente desolador: Una Republica Islámica de Gaza, aliada del Irán nuclear y del Islam radical.

En el año 1969, el genial escritor argentino Jorge Luis Borges, publica un emotivo poema dedicado a Isral: ISRAEL 1969 (Elogio de la sombra 1969) donde expresa magistralmente en algunas de sus estrofas, conceptos que describen a los miles de Arik Sharon que construyen Israel en el día a día:

Serás un israelí, serás un soldado,
edificarás la patria con ciénagas;
la levantarás con desiertos.
Trabajará contigo tu hermano,
cuya cara no has visto nunca.
Una sola cosa te prometemos:
tú puesto en la batalla.

El logró trasmitir a la actual generación de israelíes que hay una sola forma de traer la paz a Israel y es haciendo comprender a sus enemigos, que se ha retornado a la tierra ancestral para quedarse definitivamente allí, que no se moverán de ella, que no volverán nuevamente al destierro, que no tendrán que pedir perdón por existir a nadie, que no tendrán ningún apuro en llegar adonde no quieren y que esta es la única tierra que les pertenece.



¡Hasta siempre Arik! , ¡Que descanses en Paz!

Dr. Guido Maisuls


1 comentario:

ines melcon corrales dijo...

Hola Guido.

el difunto se equivocó y algo más.
Hashem lo corrigió con dureza, la misma que´él empleó contra su propio pueblo. MEDIDA POR MEDIDA.