10 de agosto de 2007

Un siniestro personaje

 

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez visita de nuevo la Argentina y esta vez viene con una frondosa agenda que busca afianzar su posición de socio estratégico de la Republica Argentina y donde el gobierno de Kirchner  claramente demuestra apoyar y sostener en el tiempo, contra viento y marea.

 
 
 

Sergio Burstein, miembro de Familiares y Amigos de las Víctimas del atentado a la AMIA se refirió a la visita al país del presidente de Venezuela, Hugo Chávez: "¿qué se puede sentir viendo que el presidente Chávez visita nuevamente el país?", "Me produce rechazo, vergüenza ajena, pues Chávez apoya totalmente la política de Irán que postula la eliminación del Estado de Israel, niega la Shoá y se opone a que vengan a declarar al país los ex funcionarios gubernamentales que solicitó la Unidad Fiscal que investiga el atentado a la AMIA", "En lo personal no puedo separar los negocios de la sangre de más de 100 personas que en Argentina fallecieron en los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA y tampoco tengo la capacidad de entender que se puedan hacer negocios con quien convalida los dichos de Irán".

 

Sin lugar a dudas el presidente Hugo Chávez representa fielmente en América, el nuevo eje Irán-Siria-Venezuela, autentico heredero de aquel tristemente celebre eje Hitler-Mussolini-Japón que provoco la segunda guerra mundial con una triste secuela de cincuenta millones de seres humanos borrados de la faz de la Tierra.

 

La Comunidad Judía de Argentina esta en alerta y no es para menos, Chávez en estos momentos lidera la penetración del fundamentalismo islámico en América, es el heredero de la tenebrosa ruta que provoco los atentados de la Embajada de Israel y de AMIA, es el agente del nuevo antisemitismo camuflado como anti sionismo y anti occidentalismo, es el sostén de una ruta de penetración en América de los agitadores y de los terroristas de Irán, de la Hezbollah y  del fanatismo fundamentalista enemigo acérrimo de las libertades democráticas, de la tolerancia y de la convivencia pluralista de las sociedades civilizadas.

 

El gobierno argentino, se equivoca y le tiende una mano a Chávez por un puñado de dólares y lo hace en un momento donde este tiende a quedar aislado del contexto de naciones latinoamericanas justamente por las aberraciones que comete  contra su propio país, contra su propia gente, contra los sufridos venezolanos que son llevados irreversiblemente a ser rehenes en  una gran cárcel al mas puro estilo castrista, estalinista o como lo quieran llamar.

 
 

Chávez recomendó a la comunidad judía argentina "No enojarse, que no se molesten, que no se pongan bravos, que eso es malo para la salud" y es por esta razón que no es solo un problema de salud para la Comunidad Judía Argentina sino también una seria acechanza contra toda la Sociedad Argentina, pues de esta manera se atenta contra el futuro y la viabilidad democrática de un país con excelentes probabilidades de lograr una  sociedad equilibrada y progresista e inserta en la comunidad de las naciones libres y civilizadas.

 

La Sociedad Argentina tiene  por delante el serio y necesario desafío de la hora, repudiar a este grotesco y siniestro personaje, no permitirle manifestarse como vocero de los mas oscuros y bajos intereses de los fundamentalistas islámicos, de los negadores de las libertades y de los enemigos mortales de las sociedades abiertas y tolerantes.
 

1 comentario:

leonardo dijo...

Hola.
Le dejo mis reflexiones:

Venezuela Nacional Socialista.

Parece mentira, hay hasta teorías de que aquello fue una gran mentira, pero la realidad se reafirma, revive del pasado como un recuerdo lejano, pero que toma vida a cada momento. Vemos como un país pacifico, hasta cierto punto ignorante del significado básico de que es el judaísmo se transforma poco a poco en un país anti-semita, donde se disfraza al sionismo con un manto de oscuridad, sin saber realmente su significado, con la única intención de dañar, cada vez mas se incrementa el odio basado en argumentos inexistentes, excusas pasadas de moda.

Esta es la realidad que vivimos en Venezuela, donde se ha puesto en marcha la maquinaria del odio, una vez más, en contra del pueblo Judío.

Las lecciones de la historia son simplemente eso, lecciones transformadas en recetas para convertir a nuestro pueblo en chivo expiatorio o cualquier otra cosa en la que se pueda descargar la ira, soportada por la ignorancia.

No dudo que en pocos años se repitan las prohibiciones que se implantaron en la Alemania Nazi, es hora de estar alertas, preparémonos para que no seamos tomados por sorpresa por este régimen pro-Palestino y pro-Iraní que a fuerza de dinero compra conciencias y transforma las mentiras en verdad, alimentando odios con falsedades.


Jose García
Venezuela