11 de enero de 2009

Una UE desacreditada

Conflicto de Gaza

http://www.libertaddigital.com/opinion/george-karim-chaya/una-ue-desacreditada-47215/

Prof. George Karim Chaya*


La UE podía permitirse realizar análisis maniqueos, porque los proyectiles de Hamás sólo impactaban contra los cultivos o en la acera. Ahora, sin embargo, tiene a su merced a alrededor de 1.000.000 de israelíes, la séptima parte de la población.

La parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte. O, en su interpretación europea del conflicto de Gaza, el terrorista incluido en la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea que no mate europeos será considerado como menos terrorista. Al igual que Groucho Marx, la Unión Europea se dispone ahora a intentar que la primera parte de la segunda parte contratante sea la segunda parte de la primera parte. No se esfuerce por entenderlo, simp lemente no tiene sentido.

El 27 de diciembre de 2 001, el Consejo de Europa adoptó la Posición Común 2001/9 31/PESC en cuyo anexo al primer artículo, "Grupos y Entidades", puede leerse "Hamás (incluido Hamás-Izz al-Din al Qassem)" en el décimo puesto, después de "Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO)". La condena de la Unión Europea a Hamás sobre el papel es tan tajante que en el puesto undécimo aparece la Fundación Tierra Santa, la fachada de Hamás dedicada al proselitismo, las relaciones públicas y la captación de fondos. Además, que se distinga a Hamás de su brazo militar, Hamás-Izz al-Din al Qassem, muestra que la UE considera que Hamás es un grupo terrorista, se mire por donde se mire.

Ahora bien, fuera del papel, las cosas comienzan a cambiar. La Unión Europea se muestra hoy más partidaria de legitimar a Hamás que muchos países árabes. Dentro de la lista de organizaciones terroristas de la UE aparecen grupos que actúan dentro de sus fronteras, pero no parece que nadie plantee que la manera para terminar con ellos sea incorporarlos a una mesa de negociaciones o concederles un Estado propio. La política de la UE con Hamás recuerda al de esos nostálgicos comunistas procastristas que, una vez al año, viajan a Cuba con sus VISA; ya se sabe, el comunismo es lo mejor, p ero para el resto de mortales.

Sin embargo, la legitimación de Hamás por parte de la Unión Europea toda vía es más absurda que todo esto. Su obsesión con la tregua tiene difícil explicación de no ser para contener el alza del precio del petróleo. Que digan que, en caso contrario, se podría radicalizar a los musulmanes que habitan en Europea no tiene demasiado sentido, ¿acaso no radicalizan mucho más las soflamas coránicas del Ministerio saudí de la Da'wa que se pueden adquirir en cualquier mezquita de Barcelona o Londres?

Rusia no ha pagado ningún precio por su invasión de Georgia. Tanto es así que las repúblicas ex soviéticas (las mismas que la Unión Europea no protege pero a las que critica por su escaso europeísmo, ¿acaso no observan ninguna relación?) han visto frustrado su deseo de entrada en la UE por la vía rápida. Rusia sólo posee el 11% el petróleo mundial y la quinta parte del gas; pero los responsables de la política exterior de la UE quieren hacernos creer que van a presionar a los países productores musulmanes (los mayores exportadores de crudo) para que dejen de financiar a Hamás. ¿En qué universo piensan que vivimos?

Pero el verdadero quebradero de cabeza de la UE es que los proyectiles de Hamás ya e stán alcanzando los núcleos de población civil israelíes. Hasta hace poco, sus diplom áticos podían permitirse realizar análisis sesgados y maniqueos d e la realidad, porque los proyectiles sólo impactaban contra los cultivos o causaban algún cráter en la acera. Ahora, sin embargo, Hamás tiene a su merced a alrededor de 1.000.000 de israelíes, la séptima parte de la población. Europa se ha atado a sí misma las manos, ya que carece de cualquier credibilidad para neutralizar a los terroristas: su misión libanesa no ha supuesto ningún obstáculo para el rearme de Hizbulá.

Para colmo, su única opción para detener a Hamás pasa por conceder pequeños regalos a Irán que no puede permitirse, tanto porque pondría en un brete a la Administración entrante estadounidense como porque sabe lo que se avecina con su programa nuclear. Lo último que quiere Europa es volver a ser la principal responsable de un nuevo genocidio judío.

La Unión Europea debe reconocer que no puede estar en misa y repicando: si no es una empresa, debería tomar decisiones responsables aunque no sean políticamente rentables. Y si, por el contrario, es una empresa, entonces debería comportarse como tal y dejarse de resoluciones morales con las que no engaña a nadie... empezando por Irán, Hamás o Hizbulá.


*George K. Chaya, BA in History, escritor, periodista y analista político internacional experto en asuntos de Oriente Medio e Ibero América. Escribe regularmente para el periódico La Razón en Madrid, España, Diario de América en los Estados Unidos y en diversos medios de Internet: Periodista Digital, El Diario Exterior y la revista española Lecturas para el Debate, es asesor en la Fundación Safe Democracy en Madrid y reconocido por ser uno de los expertos que vaticino los ataques terroristas de la Estación Atocha. En Junio de 2005 fue  Premiado por la Autoridad Nacional Palestina (Pte. Mahmud Abbas) por su labor profesional en defensa de los derechos humanos del pueblo Palestino. En noviembre de 2008 recibió el "Premio Embajador de Buena Voluntad y de Paz" por la Embajada Argentina en Tel Aviv y por el Ministerio de Turismo del Gobierno Israelí. Es invitado frecuente para debatir sobre Oriente Medio en televisión, Universidades y Fundaciones intelectuales en diversos países. Su Web personal http://www.georgechaya.org se encuentra entre las más visitadas en la materia en Internet y sus conferencias sobre el conflicto pa lestino-israelí suscitan al to interés y convocatoria de intelectuales, dirigentes comunitarios, profes ionales, estudiantes y publico en general.

George K. Chaya
Web Site http://www.georgechaya.org  (GeorgeChaya.org)
E-mail: info@georgechaya.org  / georgechaya@georgechaya.org 
European Address: Fuencarral, 74 Piso 2-Apto "J", Madrid 28004. España
EE.UU. Address: 100 Bay View Drive Suite1407 Suny Isles Beach, Miami FL, 33160

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Domingo 18 de enero
12:30
C/ Velázquez 150
Madrid
En defensa de Israel, contra la mentira y contra el terrorismo de Hamas.

Benasher dijo...

Europa es una cobarde,el verdadero terror es el Hamas.
Israel solo se defiende