3 de abril de 2009

Los desafíos en tiempos difíciles

 
 

 

Mirando Israel a través del verde color de la esperanza

Estamos a comienzos de abril de este peculiar año 2009, los acontecimientos transcurren vertiginosamente para nuestro mundo y también para esta pequeña gran maravilla que es nuestro Israel. Hace muy poquito tiempo nos ocurrieron muchas cosas, acontecimientos como la Guerra en Gaza y las elecciones democráticas para conseguir un nuevo parlamento y gobierno, hechos enmarcados en un mundo amenazado por una grave recesión económica mundial y una agresiva ofensiva del fundamentalismo islámico. Israel esta ingresando así irremediablemente en una nueva etapa de sus primeros sesenta años de historia y nuevos desafíos están irrumpiendo sobre nosotros, que ya se avizoran como muy complejos y plagados de serios riesgos estratégicos pero también plenos de grandes oportunidades históricas. 

Nuestros Desafíos

 

ü      Neutralizar la amenaza nuclear de Irán, que simplemente pretende borrarnos para siempre del mapa.

 

ü      Enfrentar la gran crisis financiera y económica mundial que amenaza con sumarnos a la tremenda ola de recesión, quiebre de empresas, desocupación y empobrecimiento que se cierne sobre Israel.

 

ü      Encarar las conversaciones de paz con los palestinos y los países árabes, sobre la base de priorizar los auténticos intereses israelíes sobre seguridad y soberanía.

 

ü      Adaptarse a los grandes cambios políticos en los Estados Unidos, nuestro principal aliado estratégico, con una nueva y diferente administración, en la era de Barack Obama.

 

ü      Anular las permanentes amenazas del fundamentalismo islámico, representados principalmente por la Hezbollah en el norte y Hamas en el sur de Israel.

 

ü      Desarrollar una economía de bienestar, más humana, más participativa, más distributiva, más incluyente. Una sociedad solidaria, sin pobres, sin marginados y sin explotados.

 

ü      Proteger al trabajador de Israel defendiendo sus derechos laborales, eliminando definitivamente los nuevos sistemas de trabajo transitorios por Jevrot Coaj Adam o por contratos basura.

 

ü      Desarrollar redes más sólidas y flexibles, de contención social y protección humana, para los jubilados y pensionados, los niños, la minusvalidos, las familias uniparentales, familias que viven debajo del límite de pobreza y aquellas con numerosos hijos.

 

ü      Promover nuevamente la aliah a Israel que es hoy casi inexistente pero inexorablemente vital para nuestro futuro.  Reestablecer e incrementar  todas las ayudas necesarias para una absorción y  adaptación exitosa de todos los judíos del mundo que quieran compartir nuestro presente y futuro en la Tierra de Israel.

 

ü      Liberar inmediatamente y por todos los medios posibles a todos los israelíes cautivos: Ron Arad, Gilad Shalit y Jonathan Pollard.

 

 

 

 

¿Podremos los israelíes?

 

 

¿Usted que opina?

 

 

1 comentario:

אֲרִיאֵל dijo...

Felicidades, encomiable la labor suya por este medio.

Am Israel Jai!!!